domingo, 11 de diciembre de 2022

La Verdadera Historia de Papá Noel 🎅


Papá Noel, Santa Claus, Viejito Pascuero o San Nicolás son algunos de los nombres con los que se conoce universalmente al personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños por Navidad (la noche del 24 al 25 de diciembre).

Se trata de un personaje basado en la figura del obispo cristiano de origen griego Nicolás de Bari, que vivió en el siglo iv en Anatolia, en los valles de Licia (en la actual Turquía). Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás de Bari, Italia.


La Leyenda de Nicolás de Bari


Su relación con los niños nace en una de las historias que indica que alguien acuchilló a varios niños. Entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero además, Nicolás tenía especial inclinación por los niños.


Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en otra historia, que cuenta que un empobrecido hombre padre de tres hijas no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Al carecer las muchachas de la dote, parecían condenadas a ser "solteronas". Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote, quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.


También fue nombrado Patrono de los marineros, porque, cuenta otra historia, que, estando algunos de ellos en medio de una terrible tempestad en alta mar y viéndose perdidos, comenzaron a rezar y a pedir a Dios con oraciones tales como Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen Obispo Nicolás, sálvanos. En ese momento la figura de San Nicolás se hizo presente y calmó las aguas.


En Oriente se le conoce como San Nicolás de Mira o Myra, pero en Occidente como San Nicolás de Bari, ya que, cuando los musulmanes invadieron el territorio antes griego y que hoy es Turquía, los cristianos lograron sacar en secreto sus reliquias (1087) y las llevaron a la ciudad de Bari en Italia. En esta ciudad se obtuvieron tantos milagros al rezarle al santo que su popularidad se extendió rápidamente por toda Europa. Hay cientos de templos en todo el mundo dedicados a su figura. Ya en el año 550, se erigió uno en su honor en Roma.


Papá Noel y los Regalos de Navidad


En algunos países este personaje recibe el nombre de Papá Navidad, traducido a su lengua (Father Christmas, Père Noël, Babbo Natale). En España y otros países de habla hispana, se ha castellanizado la palabra francesa Noël como Noel.


La costumbre de entregar regalos a los niños tiene múltiples precedentes y variantes regionales. En la antigüedad, en Roma se celebraban fiestas -a mediados de diciembre- en honor a Saturno (Cronos para los griegos), al final de las cuales los niños recibían obsequios de todos los mayores.


En otra época posterior, cuando el mito de San Nicolás aún no se había corporizado, igualmente existían otras tradiciones, como la de los niños italianos que recibían regalos de un "hada" llamada Befana. En Cataluña y algunas zonas de Aragón es un tronco "mágico", llamado Tió o Tió de Nadal o a veces Cagatió, aunque esta última es más bien la forma de denominarlo de los que no son naturales de la región, al no conocer bien la tradición y la cultura catalana y tener como referencia la canción con la que se hace "defecar" (expulsar) al Tió (Caga Tió, Tió de Nadal, no caguis arengades, que son salades, caga torrons, que son més bons!!!). Esta canción, y otras, se entonan mientras se golpea al Tió con una vara para hacerlo "defecar", no antes de haberlo estado alimentando durante los días previos con diferentes alimentos, como pelas de fruta, galletas, turrones, restos de la comida, etc. Entonces, el día 25 por la tarde, después de la comida tradicional de Navidad, es cuando se le hace "defecar" de la forma anteriormente expuesta. Al golpearlo expulsa los regalos y dulces. Mientras que en los pueblos de algunos valles vascos y navarros, los regalos los traía el carbonero Olentzero, y en los valles de Vizcaya y alrededores también iratxoak (duendecillos) con gorros verdes de armiño. En ciertas zonas del centro de Galicia se oye la leyenda del Apalpador, que llegaba el día de Navidad a palpar las barrigas de los niños, dejando castañas a los niños más delgados (para que engordaran) y carbón a los mejor alimentados (para que calentaran la casa). Con el tiempo y con los prodigios conocidos de San Nicolás, este fue reemplazando a algunos de estos personajes paganos.


La Transformación: de San Nicolás a Santa Claus y Papá Noel


Se cree que el paso de la imagen de San Nicolás a la de Santa Claus sucedió alrededor del año 1624. Cuando los inmigrantes holandeses fundaron la ciudad de Nueva Ámsterdam, más tarde llamada Nueva York, obviamente llevaron con ellos sus costumbres y mitos, entre ellos el del Sinterklaas, la fiesta de su patrono (cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de diciembre).


En 1809, el escritor Washington Irving escribió la sátira “Historia de Nueva York”, en la que deformó al santo neerlandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante Santa Claus. Más tarde, el poeta Clement Clarke Moore publicó en 1823 un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se hace mención de una versión del personaje que, aunque gordo, es ágil como un duende, y que regala juguetes a los niños en la víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por ocho renos (aún no incluye a Rudolph -Rodolfo).


Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que más se le conoce. Esto fue gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper's Weekly. Allí adquirió su vestimenta y se cree que su creador se basó en las vestimentas de los obispos de viejas épocas para crear este «San Nicolás», que en ese momento ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira.


A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados. Igualmente a fines del siglo XIX se crearía, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte, y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de transporte de Santa Claus.


A comienzos del siglo XX, en 1902, en el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus, de L. Frank Baum, se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad, al igual que su título de santo.


Igualmente, ya en el siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó al pintor Haddon Sundblom que remodelara la figura de Papá Noel para hacerlo más humano y creíble. Esta versión data de 1931. En este punto, sin embargo, se debe aclarar que es solo una leyenda urbana la creencia de que el color rojo y blanco de Santa Claus tenga su origen en los anuncios que la marca Coca-Cola empezó a hacer a partir de 1931, aunque sí es cierto que contribuyeron a la popularización de estos colores y del mito mismo. Hay muchas ilustraciones y descripciones casi fidedignas anteriores al anuncio, como la de Thomas Nast (1869) o St. Nicholas Magazine (1926), entre otras. Eso sin considerar además las antiguas representaciones religiosas del obispo San Nicolás de Mira o San Nicolás de Bari, en las que es común el color rojo y blanco de la vestimenta religiosa, si bien es cierto que desde mediados de 1800 hasta principios de 1900 no hubo una asignación concreta al color de Santa Claus, siendo el verde uno de los más usados. Por lo tanto, se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco, pero estos publicistas no fueron los primeros en representarlo con estos colores.


En cuanto a la morada de Papá Noel, como la leyenda se originó en el Hemisferio Norte, a principios del siglo XX se esparció la idea de que viviría en el Polo Norte. Sin embargo, se debe recordar que existen otros lugares cercanos postulados como su hogar, los cuales son: la Laponia sueca, la Laponia finlandesa y Groenlandia, puesto que el Polo Norte está en medio del Océano Ártico.


Actualmente


El mito actual cuenta que Santa Claus viviría en las proximidades del Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.


Para poder transportar los regalos, Papá Noel los guardaría en un saco mágico y los repartiría a las 00:00 hs del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», dirigidos por Rodolfo (Rudolph), un reno que ilumina el camino con su nariz roja, brillante y potente, siendo el último en agregarse a la historia.


Santa Claus podría entrar en los hogares de los niños por la chimenea u otro orificio de las casas, si éstas no disponen de una.


Para saber qué niños merecen regalos, Santa Claus dispondría de un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo, además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilarían el comportamiento de los niños. Así, si un niño se ha portado mal, se dice que quien lo vendría a visitar sería la carbonilla (nombre con el que se alude al acompañante de San Nicolás, Knecht Ruprecht , y no Santa Claus; y como castigo carbonilla le regalaría a los niños solo carbón.


42 comentarios:

  1. Muy informativa esta entrada.
    Es muy extendido el creer que la empresa de gaseosa le cambió el color a la ropa. Y que antes era verde.

    En algunas versiones se habla de un ayudante llamado Black Peter.

    Muy interesante. Besos hacia tu noche.

    ResponderEliminar
  2. algunas cosas las sabía, y otras no. es una información muy completa la que has realizado. me han gustado mucho las ilustraciones aunque espero que el papá noel con el hacha no venga a visitarme, jajaja.

    amiga tiffany, un beso. que pases un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la info. El Papá Noel actual dista mucho del original. Por cierto, si no recuerdo mal, el color rojo lo puso Coca Cola. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no fue el primero. Coca es como Disney un monopolio que roba ideas de otros

      Besos

      Eliminar
  4. Una vez en face, hice una entrada extensa de Papa Noel, me ha encantado leer cada detalle, como así las fotos.

    Un abrazo y mil besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Interesante la historia de Papá Noel
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido interesante 💜

      Saludos

      Eliminar
  6. Has realizado un gran trabajo que hay que darte las gracias por ello, no todo lo que cuentas sabia así pues ya sé un poco más de este curioso personaje que cuando somos peques nos encandila y de mayores nos sangra el bolsillo ajaja. Un besote grande, grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que decirle a los niños que no es divertido ser adulto, no es como lo pintan jaja

      Un besote grande amiga

      Eliminar
  7. Preciosa recopilación! he aprendido muchas cosas
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Conocía parte de la historia, pero no toda. Me gusto mucho te mando un beso.

    ResponderEliminar
  9. Muy documentado artículo, lástima que el personaje para mi represente en la actualidad lo más vulgar y materialista de la Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Materialista puede ser vulgar nunca lo vi desnudo, solo en traje de baño de verano porque en Sudamérica tenemos una calurosa navidad jaja

      Eliminar
  10. Hola, me alegra volver a visitarte después de un tiempo sin poder pasarme por aquí. Bonita entrada, llena de curiosidades. Un año un alumno rumano me contó una leyenda de navidad, no la recuerdo, la verdad. Pero también tenían un personaje que repartía felicidad entre la gente. En cada cultura habrá una leyenda diferente. pero acaban teniendo el mismo fondo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mismo o Drácula jajaja la cosa es que Estados Unidos se lo apoderó pero Papá Noel es de esos lados.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Curiosa y preciosa historia nos traes sobre este personaje Tiffany. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues había cositas que sabía y otras muchas que no, así que gracias por esta entrada tan instructiva.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el apelativo de San Nicolás que así le hacemos un poco más Iberoamericano je, je. Excelente el trabajo que has realizado, Tiffany. Una publicación que me guardaré en mis favoritos y ojalá algún día se la puede leer a mis nietos si los tuviera ;)
    Un fuerte abrazo desde España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ay eso ya es mucho *-* muchas gracias Miguel

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Hola Tiffany!
    Mira que lo unico que recordaba era que los inmigrantes holandeses que fundaron Nueva Ámsterdam -luego llamada Nueva York- se encargaron de instaurar estas tradiciones. Excelente articulo muy completo, gracias por la información.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Muchos de los orígenes de la navidad son paganos, como el solsticio de invierno y las saturnalias. Y la mayoría todavía permanece. Muy buen post. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Pero algunos solo piensan que el Halloween es de paganos :/

      Un beso, Ro

      Eliminar
  16. Hola!
    Sabia que el mito venía de un santo, pero no sabía como rayos se había transformado tanto, JAJAJA, así que gracias por la entrada 🤩. Siento que la imagen del Santa Claus que tenemos ahora si es 100% a la publicidad de Coca Cola junto a la combinación de tradiciones de las diferentes culturas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque Coca es como Disney jajaja roba ideas de otro para hacerlas propias.

      Un beso!!!

      Eliminar
  17. Bonita entrada en estas fechas, Tiffany.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Conocía algunos detalles sobre el origen de Santa Claus, pero otros no los había oído nunca y me han parecido datos muy interesantes. Muy entretenido y apropiado para esta época.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias linda 🖤 que bueno que te gustara.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Hola, Tiffany.

    Excelente entrada, me ha gustado mucho la forma amena de explicarlo y además, sólo sabía lo del precursor San Nicolás de Mira, o Bari. Así que gracias.
    Un Beso.

    ResponderEliminar
  20. Vaya si es una crónica muy relevante para estos tiempos, para conocer ,los heterónimos de Papá Noel. Cuánto sabes del tema, y que manejo le das. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar