lunes, 20 de mayo de 2019

Historia del Rock Nacional ( primera parte )


A mediados de la década de 1960 se inició el proceso de nacionalización del rock. La música para jóvenes, al estilo del Club del Clan, que imponían las grabadoras comenzaba a transformarse. Los años de optimismo desarrollista daban paso a un período de mayor conflictividad social y de radicalización política. Muchos músicos jóvenes reaccionaron frente a aquellos que consideraban a la música como mero objeto de consumo y adoptaron el rock como una expresión artística alternativa.



Un grupo musical de Rosario, Los Gatos Salvajes –liderados por Lito Nebbia- grabó el primer long play de rock totalmente en castellano. En torno de clubes de barrio y bares fue surgiendo un nuevo movimiento cultural popular, que con formas musicales del rock anglosajón y vestimentas y actitudes similares a las del movimiento hippie estadounidense, comenzaba a gestar su propio recorrido. En los principales centros urbanos fueron definiendo sus áreas de influencia. En Buenos Aires, el trayecto que unía La Cueva –pequeño reducto ubicado en Pueyrredón y Arenales, dedicado al jazz y copado luego por los nuevos rockeros- con el bar La Perla del Once fue el lugar de encuentro de jóvenes artistas de vida bohemia. Moris, Tanguito, Miguel Abuelo y muchos otros formaron parte de ese mítico núcleo fundacional de un movimiento que, al poco tiempo, se extendió hacia vastos sectores de la juventud.



Villa Gesell se convirtió en el lugar de veraneo preferido para muchos de ellos, que llegaban con sus mochilas, haciendo dedo, como lo retratara Almendra en la canción Rutas argentinas. La pequeña villa chubutense El Bolsón se transformó en el lugar soñado en el que familias y comunidades podían realizar la utopía hippie de paz y amor en armonía con la naturaleza y lejos de la “pálida ciudad donde no te llega el sol”, de acuerdo con una canción de La pesada del rock.



El rock nacional no se abrió camino fácilmente en los medios de comunicación. En un principio, sus escasos difusores fueron algunas revistas underground, otras que lograron una buena distribución comercial –como la revista Pelo-, o algún aislado programa radial –como el que conducía el periodista Miguel Grimberg en Radio Municipal-. El nuevo movimiento se denominó música progresiva. Si bien la actitud de los rockeros fue de ruptura con la nueva ola, a la que consideraban la “música del sistema”, sus letras o tenían intencionalidad política. En algunos, como es el caso del grupo Almendra, predominaba el lirismo y la búsqueda surrealista de Luis Alberto Spinetta; otros, como el cantante Moris o el grupo Manal, incursionaban en una temática urbana y de crítica social.



Sin embargo, al iniciarse la década de 1970, cuando el clima de lucha social y politización inundó el país, algunos músicos incorporaron en su repertorio temas con connotación política. Se comenzó a hablar de canciones testimoniales o “de protesta”. El dúo Pedro y Pablo –Miguel Cantilo y Jorge Durietz-, con la Marcha de la bronca.



León Gieco, con la canción Hombres de hierro, referida al movimiento de protesta contra el gobierno de Onganía conocido como el “mendozazo”; Roque Narvaja, con su disco Octubre mes de cambios, expresaron el clima político y social de Argentina en aquellos años.



Hacia comienzos de los años 80, el país todavía se encontraba bajo control militar. Al inicio de la década Serú Girán seguía siendo una de las bandas más populares, aunque ya sus composiciones no eran tan pretenciosas. El tercer álbum del grupo, Bicicleta editado en 1980, fue recibido tibiamente al principio, pero con el tiempo se convirtió en uno de los clásicos del grupo. Tanto este como su anterior trabajo, La Grasa de las Capitales editado en 1979 se van alejando del rock sinfónico del primer álbum, mientras que el panorama musical argentino en general se vuelve más visceral y "simple", con menos arreglos. Serú Girán no se mantendría al margen de estos cambios, mientras en el rock argentino comenzaba a disolverse las composiciones sinfónicas y progresivas. Vox Dei entró en su tercera década de existencia y la popularidad de León Gieco como solista siguió creciendo.



En 1982 el rock argentino agonizaba entre la falta de promoción, la censura militar, la falta de renovación de propuestas y un estancamiento musical donde se le daba la espalda a las nuevas corrientes musicales que estaban explotando en Estados Unidos y Reino Unido, como la new wave, el synthpop y el post punk. No obstante, la Guerra de Malvinas de ese año le dio un empujón inesperado al rock argentino: el gobierno militar estableció la censura a la música en inglés, pero esta acción produjo como contrapartida un gran fomento a las bandas nacionales, que ahora sí eran pasadas en las radios. De la noche a la mañana, se produjo una explosión de popularidad en el rock argentino, y comenzó a desarrollarse en Argentina una escena vibrante del rock con un nuevo circuito de bares, boliches, estadios, discográficas y medios de difusión. Pero donde más se notó el cambio fue en el nuevo estilo que presentaban las bandas nuevas, el cual era completamente distinto al de la década anterior.



Estas bandas proponían estilos musicales que eran nuevos en Argentina, como la new wave (Sumo), que rescataba la energía y la rapidez del rock original, en contraposición al estilo progresivo y cerebral de las bandas de la anterior década; el tecno (Los Encargados), que presentaba sonidos de avanzada que incorporaban lo más moderno en tendencias musicales y tecnológicas en el planeta, además de dar nacimiento a la escena de la música electrónica en Argentina; y el heavy metal (V8) que llevaba la potencia y el tonelaje de la música hasta el máximo, con riffs pesados, baterías machacantes y voces aulladoras.



En sus letras, algunas de estas bandas nuevas exhibían letras picarescas donde se burlaban ácidamente de la política y la sociedad argentina (Los Twist, Viuda e Hijas de Roque Enroll), otras bandas animaban a disfrutar de la vida libre en la nueva democracia (Virus, Miguel Mateos/ZAS), otras bandas con su letra y música animaban al baile (GIT, Soda Stereo) y otras bandas exhibían letras comprometidas socialmente y criticando la injusticia y la desigualdad, pero desde el marco de una propuesta moderna y con música que podía bailarse en boliches y discotecas.



Que en muy pocos años pasaron de estar tocando en pubs y bares del under argentino a triunfar en toda Latinoamérica, algo impensado allá por 1982. En los años siguientes a dicho año, el rock argentino anduvo cosechando a lo largo y a lo ancho de Latinoamérica records de ventas de álbumes y de asistencias a recitales.


20 comentarios:

  1. recuerdo que de la música argentina durante la década de los años setentas llegó lo más comercial de ella como pueden ser los baladistas y que lo más "contestatario" -por así decirlo - fue piero.

    ya para más adelante se escuchó a charlie garcía y soda stereo.

    he disfrutado una valiosa historia musical que desconocía, así como de su música presentada en los videos hecha en los períodos un tanto difíciles de su historia nacional.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Draco, y es como toda la historia del rock siempre costo que se escuchara en todos lados, siempre el pop fue bien visto y se escuchaba en todos lados, hasta en la actualidad sigue costando.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Que buena idea has tenido en recordar esta etapa musical , aquí en España los 80 fueron y siguen siendo la movida más grande a nivel musical ..Hoy 40 años su música sigue siendo un número uno .
    No conocía los grupos que nos has dejado y bueno interesantes escucharles ..
    Un montón de besos para ti guapetona ..te deseo una genial semana y esperando nueva entrega .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola linda, me alegra que te haya gustado y la verdad que es muchísima la historia de nuestro rock, por eso la tuve que dividir, Así que espero que la próxima parte te guste tanto como esta ;).

      Un montón de besos.

      Eliminar
  3. Me encanta la música, me hace sentir viva y este tipo en particular me gusta mucho... uuuuh Soda Stereo la mera onda, :) abrazos grandes amiga, ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susy, ya me imaginaba que te iba a gustar esta entrada :*

      Abrazo preciosa.

      Eliminar
  4. Buen resumen el que has hecho. No conocía ninguno de los grupos. Buena música. Hay un par de ellos que me han llamado mucho la atención. Seguiré curioseando por youtube.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga <3 que genial que te hayan llamado la atención para seguir investigando sobre las bandas, es de lo más genial <3

      Besotes.

      Eliminar
  5. Uy adore esta entrada adoro el rock y me gusto conocer sobre su historia te mando un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Tiffany, gracias por este impresionante trabajo, un gusto leerte, un regusto escuchar esas canciones..

    Te devuelvo ese ebso exiliado..

    Pasa buen día. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Don Vito, muchas gracias :D y que bueno que te gustara las canciones que seleccione de estos grandes artistas.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola Tiffany,
    Muy interesante y completa entrada sobre los inicios del rock.
    Hay toda una cultura de rock nacional en países de Latinoamérica. Hoy en día las bandas han evolucionado y conseguido su propia identidad. De la lista de bandas solo conozco a Soda Stereo, se dieron mucho sus canciones por estos lares. Me encanto la cancion: Me gusta Ricardo Ruben, suena muy bien.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo,Ricardo, Ricardo Ruben... yo soy una estufa con su querosen (8) jejeje es un hitazo hasta el día de hoy.

      Un beso Yessy.

      Eliminar
  8. Hola Tiffany, que gusto entrar y leer esta entrada dedicada rock en los inicios de los 80, y que a pesar del tiempo sigue siendo y teniendo éxito.
    Besos y feliz día preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Evan, la verdad que a pesar de la década cada canción sigue hasta el día de la fecha siendo un éxito.

      Besos.

      Eliminar
  9. Gracias por tan excelente relato, me ha encantado. El rock argentino no solo creó el rock en español, sino que ha jalonado a toda latino américa en su dirección

    Cariños

    Isaac

    ResponderEliminar