lunes, 24 de junio de 2019

La Ciudad de los Fantasmas de Victoria Schwab


Sinopsis


Desde que Cass estuvo a punto de ahogarse (está bien, sí, se ahogó, pero no le gusta pensar en eso), puede correr el Velo que separa a los vivos de los muertos… y entrar al mundo de los espíritus. De hecho, Jacob, su mejor amigo, es un fantasma. 

Así que las cosas ya son bastante extrañas en su vida, pero se van a volver más extrañas aún. 

Cuando a los padres de Cass les ofrecen realizar un programa de TV sobre los lugares más embrujados del mundo, la familia parte hacia Edimburgo, Escocia. Allí hay tumbas, castillos y pasadizos secretos rebosantes de fantasmas. Y cuando Cass conoce a una chica que comparte su «don», se da cuenta de cuánto le queda por aprender del Velo… y de sí misma. 

Cass tendrá que aprender rápido: la ciudad de los fantasmas es más peligrosa de lo que había imaginado.


Observa y escucha…

Mira y aprende…

Esto es lo que eres…


Opinión Personal


Cassidy Blake no es una adolescente común, tras un accidente que casi muere ahogada, Cass heredo un “don“ de ver a los fantasmas, pero eso no es todo tras ese accidente que casi le costó la vida,  Cass fue salvada por Jacob, que tampoco es un chico común, sino que es un fantasma. Jacob es su mejor amigo, pero nunca le quiere revelar ni por qué o el cómo apareció él en ese río que la ayudo a salvarla.
Desde que apareció Jacob a su vida, Cass puede sentir y ver la presencia de fantasmas a través de un velo que la dirige a ese mundo sobrenatural.


Los padres de Cass son documentalista de presencias paranormales (no quiere decir que ellos ven fantasmas, al contrario no ven nada), pero no saben que su hija los ve. Gracias a ese trabajo su familia decide hace un viaje a Escocia para hacer un documental sobre los fantasmas de la ciudad. En ese viaje conoce la historia de la Corneja Roja que en mi parecer es un poco como La Llorona, pero ella hechiza a los niños cantándoles ( les iba a escribir la historia de este fantasmas, pero después lo pensé bien y seria revelarle algo muy crucial del libro. Así que preferí dejarlos con la intriga  😜 ). También conoce a Lara que es una chica igual a ella, quien le revela porque ella tiene ese don (son cazadoras de fantasmas).


No me quiero extender mucho porque no es un libro muy largo, aparte es entretenido por su escritura muy simple. Pueden leerlo a partir de los 11 años hacia adelante. Aunque igual al final del libro me dejo con muchas dudas, porque en ningún momento Jacob revela porque apareció en ese río y salvo a la protagonista, dejándote con un final muy abierto para el próximo libro (son dos).

Se los recomiendo si les gusta las historias paranormales, de fantasmas y de misterio.


Sobre la Autora


Victoria (V. E.) Schwab es una autora estadounidense, best seller del New York Times de más de una docena de libros, incluidos "Una canción salvaje", "La bruja de Near" y "La ciudad de los fantasmas", además de las destacadas novelas de fantasía para adultos "Una obsesión perversa" y "Una magia más oscura". Cuando no está paseando por las calles de París o caminando por las colinas de Inglaterra, vive en Nashville, Tennessee, y se la suele ver en un rincón de alguna cafetería, imaginando monstruos.


lunes, 17 de junio de 2019

Pin Up Style


El estilo pin up tiene origen en los años 40, cuando en Estados Unidos se empezó a popularizar un estilo de dibujo y fotografía con mujeres atractivas adoptando una postura sugerente, una moda que poco a poco se ha ido incorporando al estilo a la hora de vestir, y que en los últimos años se ha empezado a llevar a la calle con mayor asiduidad.


Maquillaje


El estilo pin-up impuso un modo particular de maquillaje de ojos, se trata de un intenso delineado líquido negro que, en el borde superior del ojo, se extiende un poco más afuera de la esquina externa, logrando una mirada rasgada. Se utilizan sombras de ojos color vainilla o champán en todo el párpado, luego se contornea con tonos neutros un poco más oscuros y se difuminan prolijamente. Después se aplican al menos dos capas de máscara para alargar y dar mayor volumen a las pestañas.



Labios Provocativos

Siempre desde los comienzos de las pin-up se entiende que utilizan labial rojo o de tonalidades oscuras perfilándolos muy bien en los bordes, lo importante es resaltarlos, para hacer ver la imagen provocativa y llamativa a los ojos de los soldados estadounidenses durante la guerra.


Tez delicada

En las portadas de las revistas de aquellos años, el maquillaje dejaba a la vista pieles blancas y morenas luminosas, ya que eran en blanco y negro, pero en las pinturas a color también podemos observar pieles bronceadas, pero siempre delicadas.


Atuendos


Escotes

Las chicas pin up solían utilizar escotes en forma de corazón y con hombros descubiertos, ya que esto les proporcionaba una apariencia más voluptuosa, lo cual era ideal en la fotografía.




Faldas o Pantalones de Talle Alto

Siempre se las ve con faldas estrechas o sueltas o pantalones entubados de talle alto. Este tipo de prendas al calzarse por encima de la cintura, marcan el busto, crean la sensación de una cintura más pequeña y modelando el trasero, que era la figura esencial de estas chicas.





Zapatos de Tacón y Medias de Liguero

Las chicas pin up solían siempre usar zapatos de tacón alto, en punta en la parte final del pie. En cuanto a las medias de liguero las chicas pin up de los años 40 y 50 las sugerían, o directamente las mostraban, a través de sus vestidos en posiciones, actitudes y gestos sugerentes.





lunes, 10 de junio de 2019

Margaret Keane


Margaret Keane (Nashville, Tennessee, 15 de septiembre de 1927) es una artista estadounidense quien en diferentes etapas firmó sus obras como Peggy Doris Hawkins, Peggy Ulbrich, MDH Keane y Margaret McGuire. Es una retratista que pinta principalmente al óleo mujeres, niños y animales domésticos. Su trabajo es reconocido por los grandes ojos de sus personajes.




Keane nació en 1927 con el nombre Margaret (Peggy) Doris Hawkins en Nashville, Tennessee. De pequeña era conocida en la iglesia local por sus bocetos de ángeles con grandes ojos. Desde siempre atribuyó a la relación con su abuela su profundo respeto por la Biblia y la inspiración de su arte.




Tras su primer matrimonio dio a luz en 1950 a su hija Jane. En 1955 se casó con Walter Keane y continuó perfeccionando su técnica. En 1959 pintó su primer cuadro profesional.​ Walter Keane cerró su negocio inmobiliario y se dedicó a vender los dibujos y grabados de forma masiva en grandes almacenes, libros de cómic y revistas.​ Estos cuadros, firmados "Keane", hicieron que el público interpretara que el creador era Walter y no Margaret, aunque ella no lo supo hasta tiempo después. Margaret, bajo el nombre de su marido, llegó a ser una de las artistas más populares en la década de 1960.​ La pareja apareció en la revista Life y realizó retratos de Zsa Zsa Gabor, Kim Novak, Adlai Stevenson, Natalie Wood, Robert Wagner, Joan Crawford y Liberace. Mandó retratos a la Casa Blanca de John Jr. y Caroline Kennedy,​ así como la familia de Jerry Lewis vestidos de arlequines. Durante ese tiempo Walter Keane se autoproclamaba el pintor de los cuadros, mientras que la verdadera autora, Margaret, se mantenía encerrada pintando durante largos periodos, algo que iba influyendo en sus cuadros.​ La timidez patológica de Margaret hizo que durante 12 años el público creyera que los cuadros los pintaba su marido.​ Tras un tiempo observando cómo Walter se llevaba el mérito, Margaret decidió perfeccionar su estilo hasta llegar a un resultado nuevo, diferenciando así la obra firmada como "Keane" de esta nueva, firmada como "MDH Keane".


En 1965 Margaret se divorció de Walter y ambos reclamaron los derechos sobre los cuadros.​ Ella declaraba que era la verdadera artista, pero Walter no reconocía nada. En 1970 Margaret retó a Walter para pintar frente al público en la San Francisco’s Union Square pero él no se presentó.




En 1986 demandó a Walter Keane y al periódico USA Today por un artículo en el cual afirmaban que las obras pictóricas eran creación exclusiva de Walter Keane. Ya en el juicio, el jurado pidió a los dos que pintaran un cuadro con su estilo característico. Margaret Keane pintó un cuadro en 53 minutos. Walter Keane no pintó nada aludiendo a un supuesto dolor de hombro. El jurado falló a favor de Margaret y le permitió firmar sus obras como Keane. También condenó a Walter Keane a una retribución de 4 millones de dólares por daños emocionales y menoscabo a su reputación.




En la actualidad Margaret Keane vive en Napa County, California.


Curiososidades

🎨 Numerosos artistas basaron su estilo en la obra de Keane, como Vicki Berndt, Misty Benson, Blonde Blythe, Vicky Knowles y Jasmine Becket-Griffith, entre otros.






🎨 Rex Ray se inspiró en el trabajo de Keane para crear la portada del disco Reality de David Bowie.


🎨 La portada de la autobiografía de Joan Crawford, My way of life, editada en 1972, incluyó en la portada una fotografía de la actriz al lado de su retrato realizado por Margaret Keane.


🎨 Margaret Keane diseñó una etiqueta para el vino de Allora Vinyard.



🎨 Dos de sus pinturas aparecen en la película de 1962 Whatever Happened to Baby Jane. También aparece un cuadro en la película My Girl (1991), en la habitación de Vada.


🎨 En la comedia futurista El dormilón de Woody Allen la gente del futuro considera las pinturas de Keane como la máxima expresión del arte, junto con los poemas de Rod McKuen’s y la música de Xavier Cugat, a modo de burla a la cultura popular de los setenta.


🎨 En 2014 se estrenó la película Big Eyes, basada en la vida de Margaret Keane, dirigida por Tim Burton sobre guion de Scott Alexander y Larry Karaszewski, los mismos guionistas del film Ed Wood. El proyecto comenzó en 2009. El director de cine reconoció su pasión por la obra de Keane y la gran influencia que ha ejercido en sus obras a lo largo de su vida, algo que se puede apreciar en los rostros de los personajes de The Nightmare Before Christmas y Corpse Bride. Margaret Keane es interpretada por Amy Adams y Walter Keane por Christoph Waltz. En la película también participan Danny Huston, Krysten Ritter, Jason Schwartzman y Terence Stamp.