lunes, 12 de noviembre de 2018

Entrevista a la Autora Gabriela Exilart

Gabriela Exilart nació en Mar del Plata en agosto de 1970.
Trabaja de abogada, es docente en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata y es una apasionada de la novela romántica.
Tiene nueve novelas terminadas, dos a mitad de camino, muchas poesías y algunos cuentos. Tormentas del pasado es su primera novela publicada.
Cuenta historias desde que tiene uso de razón, y a los catorce años escribió su primer policial romántico.
Sus novelas abarcan diferentes períodos de la historia de nuestro país. Especialmente interesada por los problemas ambientales; sus historias viajan del pasado al presente con magnífica fluidez.


Tiffany: ¿Durante la infancia ya soñaba con escribir sus propias historias?


Gabriela: Durante la infancia fui una gran lectora, leía mucho y de todo. Mi pasión por la escritura se inició en la adolescencia, a los 14 años ya tenía escrita mi primera novela, un policial romántico.

Tiffany: ¿Las ideas para desarrollar en una novela surgen totalmente de su imaginación o suele tomar vivencias o anécdotas como disparador de la trama?

Gabriela: Por lo general surgen en mi imaginación, pero siempre hay un disparador real, que puede ser algún suceso histórico o alguna anécdota que alguien me cuenta y la uso para algún personaje.  Pero la trama principal siempre es mía, según el tema del cual quiera escribir, ya sea la pasión, los celos, la amistad, los vínculos…

Tiffany: ¿Qué no le puede faltar a la hora de sentarse a escribir?

Gabriela: El mate, siempre hay un mate a mi lado. Y si es luz natural, mejor.

Tiffany: ¿Qué fue lo más extraño que le sucedió durante la creación de una obra literaria?

Gabriela: Depende de lo que llamemos “extraño”.  A veces me ocurre que estoy tan metida en la historia que estoy escribiendo que pierdo noción del tiempo y del espacio. Podría estar horas sin comer o sin levantarme de la silla, es como una especie de trance o enajenación.

Tiffany: ¿Le resulta difícil ponerles un nombre a sus personajes? ¿En qué cualidad del personaje usualmente se basa para bautizar a cada uno?

Gabriela: Los nombres de los personajes vienen solos, no me cuestan. Por lo general busco nombres que indiquen fortaleza e individualidad, trato de salir de los nombres comunes.

Tiffany: ¿Su  nueva novela qué le propone al lector?

Gabriela: Mi nueva novela le propone al lector mucha acción. También deberá tener una lectura atenta, quizás en los detalles vaya encontrando el hilo que fui tejiendo con sigilo. Es una novela que está escrita con una estructura diferente a las anteriores, y eso es un gran desafío.

Tiffany: Por último: Todos tenemos un libro y una película que nos gusta tanto que no perdemos oportunidad de recomendarlos.  ¿Cuáles serían ese libro y película que le gustaría recomendar?

Gabriela: ¡Uy, qué difícil! Tengo muchos libros preferidos, pero si tengo que elegir sólo uno es Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Y películas… Tomates verdes fritos. 


Tormentas del Pasado: Amor y Pasión en la Revolución del Parque

Editorial: Me Gusta Leer

Una Buenos Aires signada por la Revolución y el sufrimiento de muchos encuentra su contracara en los salones, fiestas y tertulias y en una historia de amor cautivante.
Mientras aguarda ser rescatada, encerrada en la casilla del leñador y presa del pánico ancestral que siente por las tormentas, Prudencia mira hacia atrás.
Su corta vida está marcada por la tragedia: la violencia de su madre, el abandono de su padre y el abuso de su padrastro, a quien debió matar para defenderse, condenándola a prisión.
La vida le da una nueva oportunidad cuando Doña Leonides de Aragón, mujer de la alta sociedad porteña, decide apadrinarla y presentarla como su sobrina. Oculta tras una identidad falsa, vuelve al mundo como Victoria Moro Bayón.
Mojada y con frío, recuerda la mirada azul de Diego Alcorta, un abogado recién llegado de París, de familia de alcurnia, poco afecto al compromiso. Victoria se siente atraída por ese hombre que la salvó dos veces.
Por su parte Alcorta, involucrado en la Revolución del Parque junto con Aristóbulo Del Valle y Leandro Alem, está confundido. Sin embargo, los sentimientos que lo embargan por esa jovencita enigmática lo obligan a buscarla. Debajo de su disfraz de sumisión, adivina a una mujer fogosa y decidida.
Una Buenos Aires signada por la Revolución y el sufrimiento de muchos encuentra su contracara en los salones, fiestas y tertulias que nos sumergen en una atmósfera envolvente y encantadora, y en una historia de amor cautivante.

Pinceladas de Azabache

Editorial: Me Gusta Leer

Corre el año 1930 en Buenos Aires. Stein Frank trabaja como joyero en el negocio familiar pero su verdadera vocación es la pintura. En sus paseos por la ciudad conoce a Aime, una joven descendiente de mapuches que lo cautiva con su largo cabello azabache y sus ojos oscuros. Entre pinceles y caminatas, ambos forjarán una profunda relación. Pero sus propias raíces serán sus principales enemigos y deberán huir a Mendoza para consolidar su amor. Allí nacerá Lihuén, una hermosa morena de ojos grises. La joven crecerá hasta desafiar a sus padres y al mundo entero para poder vivir en plenitud su gran amor prohibido.

Lazos entre padres e hijos, amores enfermizos, amistades profundas, vínculos que se abren paso a pesar de la adversidad y las más entrañables pasiones emocionan en este relato donde los sentimientos desbordan cada página. Pinceladas de azabache nos enseña que ni la discriminación ni la fatalidad logran destronar al verdadero amor.


Renacer de los Escombros: Lazos de Amor Tras el Terremoto de San Juan de 1944

Editorial: Me Gusta Leer

¿Qué queda cuando todo se derrumba?
¿Cuándo el mundo seguro es reducido a escombros?
Sólo los lazos invisibles del amor.

Primero sintieron un cosquilleo en sus pies. Luego un leve temblor los inmovilizó. Y de pronto los movimientos de la tierra fueron frenéticos, descontrolados. A las 20.49 la vida de los sanjuaninos cambió para siempre. En veinte segundos los destinos de diez mil personas se desvanecieron y la historia de una ciudad quedó reducida a sus cenizas.
Esa tarde Laura acude con nostalgia a la Catedral, ubicada en la Plaza 25 de Mayo. Su mejor amiga se casará con el hombre al que ella ama en secreto. Giuliano parte en busca de sus sobrinas, robadas diez años atrás, siguiendo un dato que lo lleva a la ciudad de San Juan. Dos niñas conviven con una madre violenta, una médica lucha contra una enfermedad mortal, un arquitecto resentido escapa de sí mismo y un hombre y una mujer maduros se enfrentan a sus miedos y soledades.
El terremoto modifica sus caminos y los reúne a todos en un nuevo escenario. La solidaridad se da cita ante la adversidad, pero al poco tiempo las necesidades y el egoísmo ganan la pulseada. En Renacer de los escombros personajes memorables se conjugan en busca de una segunda oportunidad. Gabriela Exilart recupera un momento histórico sin precedentes y narra una historia allí, donde nada había quedado.
Una novela donde la tragedia pone a prueba los caracteres más fuertes y los espíritus más resignados, donde el amor, la pasión, la hermandad y la ternura logran vencer las dificultades.

Por la sangre derramada: Corazones desgarrados en la Patagonia Trágica

Editorial: Me Gusta Leer

Con el telón de fondo de las luchas obreras en la Patagonia de la década de 1920, dos historias románticas (un tehuelche y un joven inmigrante galés, el hermano de ésta y la hija de un autoritario estanciero) se entretejen preciosamente gracias a la extraordinaria potencia narrativa de la autora.
Corre el año 1920. La crisis ha hecho caer estrepitosamente el precio de la lana, al tiempo que los peones reclaman por sus derechos. Desde el gobierno central el presidente Yrigoyen intenta poner paños fríos a la explosiva situación, pero la información le llega distorsionada y miles de huelguistas terminan fusilados y arrastrados a fosas comunes.
Iorwerth Awstin, descendiente de los primeros colonos galeses, ha comprado un establecimiento ovino que se viene a pique. Allí conoce a Julia, la nieta del dueño anterior, una joven salvaje que lleva la orfandad tallada a fuego en su corazón y que anhela conocer el amor. Con un pasado oscuro, una enorme culpa sobre sus espaldas y una familia azotada por los infortunios, Iorwerth debe afrontar los hechos de violencia que se expanden por la región y, también, resistirse a la tormentosa atracción que siente por la muchacha. Y un día Julia encuentra un diario que desnuda una tremenda verdad que él se niega a revelarle.
Fiel a los hechos que rodearon a uno de los sucesos más luctuosos de la historia argentina, la autora vuelve a sorprender con una novela que combina la pasión más ardiente con la mejor literatura.

Con el Corazón al Sur

Editorial: Me Gusta Leer

La novela retoma algunos personajes de Pinceladas de azabache, entre ellos Naiquen, quien escapa de un marido agresivo -y, sin saberlo, de un despiadado militar que llega de su pasado- y trata de iniciar una nueva vida en Francia. Allí encuentra un amor sincero y verdadero que cura sus heridas y le da fortaleza para afrontar a su perseguidor.

En una Argentina inflamada por el desencuentro, una mujer intenta reunir los fragmentos de su vida y volver a comenzar.
La novela transcurre a fines de los años setenta y retoma los personajes de Pinceladas de azabache, en especial Naiquen, la prima de Lihuén, quien ya es una mujer y ha dejado su pueblo natal, en la provincia de Río Negro, llevándose a sus dos hijos pequeños para huir de un marido agresivo. En Buenos Aires se reencuentra con su prima Lihuén y el resto de su familia materna. Ellos la ayudarán a iniciar una nueva vida. Pero hay alguien que la acecha.
Naiquen no tardará demasiado en irse del país. Con ella viaja Libertad, la hija menor de Lihuén. Ambas inician su periplo en el exilio francés. ¿Podrá el perseguidor hallar al objeto de su odio? ¿Cumplirá su venganza? ¿Podrá Naiquén darle a su corazón una segunda oportunidad?


Napalpí. Atrapada en el Viento

Editorial: Me Gusta Leer

A veces el pasado es un viento que atrapa con su fogoso magnetismo y sus secretos. Pero un arrebato de pasión puede cambiarlo todo. Dos historias ardientes se entrelazan en esta novela: en la Buenos Aires de 1922 la de Carola, una joven que al poco tiempo de casarse descubre el oscuro pasado de su marido; y dos años después, en la Reducción de Napalpí, provincia del Chaco, justo cuando se produce una de las masacres indígenas más trágicas y menos conocidas de nuestra historia, la de Eva, que intenta recomenzar su vida. Con sus extraordinarios recursos narrativos y la riqueza de su prosa, Gabriela Exilart vuelve a capturar a sus lectoras, esta vez con una inesperada arquitectura y un final insospechado.



Muchísimas gracias Gabriela Exilard por tu hermosa amabilidad 💕

lunes, 5 de noviembre de 2018

Pasha Setrova




Pasha Setrova fue aclamada en Rusia por su trabajo antes de inmigrar a la ciudad de Nueva York en 2011. Es una escultora y artista de performance que crea imágenes de libros de cuentos moody en la forma 
3-D, ya sea con resina, tela o con su propio aliento y cuerpo.  Setrova crea figuras que confunden la mente con su sentido de asombro, fantasía y encanto que nos llama desde un mundo de caprichos oscuros.




Dentro de la forma humana, Pasha Setrova encuentra belleza, misterio y extrañeza. Con estos descubrimientos, junto con la inspiración de la moda moderna, los textiles, la cultura pop, su propia historia nómada de la infancia en la tundra siberiana y su melancólica ambivalencia hacia su pasada carrera como modelo en Europa, Pasha Setrova combina sus experiencias eclécticas, respirando vida en personajes exóticos que parecen asomarse desde su yo congelado.












viernes, 2 de noviembre de 2018

El Hombre que no Respeto el Día de Difuntos

En cierta ocasión, un hombre no respetó el día de difuntos.

Se trataba de un hombre que no quería perder un solo día de trabajo en su parcela. Así que cuando llegó la fecha de celebrar el día de difuntos se dijo:

“No voy a perder mi tiempo en este día, debo ir a trabajar a mi parcela, cada día debo buscar algo para comer y no voy a gastar mi dinero para esta fiesta, que además me quita mucho tiempo.”

Así que se fue a trabajar al campo, pero cuando estaba más ocupado escuchó una voz que salió del monte y le decía: “Hijo, hijo, quiero comer unos tamales (kuatzam).”


El hombre se quedó muy sorprendido y pensó que era su imaginación la que le hacía oír cosas, pero poco después escuchó claramente otras voces, como de personas que conversaban entre sí y lo llamaban por su nombre; reflexionó sobre lo que estaba sucediendo y comprendió que eran voces de su padre y familiares difuntos que clamaban por las ofrendas que les había negado.
Inmediatamente dejó su trabajo y regresó corriendo a su casa; ahí le dijo a su mujer que matara unos guajolotes e hiciera unos tamales para ofrendarlos a sus difuntos en el altar familiar.


Mientras la mujer trabajaba sin cesar en la cocina preparando las ofrendas, el hombre se acostó a descansar por un rato. Cuando todo quedó listo fue la mujer a despertar a su esposo. No logró despertarlo, pues el hombre estaba muerto; aunque había cumplido con lo que pedían sus familiares difuntos, estos de todos modos se lo llevaron.

Es por eso que en la Huasteca se cree que es una obligación preparar ofrenda para los difuntos; de esta forma se les complace y se comparte junto con ellos la alegría que se vive en familia.


Por eso nunca se debe dejar de ofrendar a los muertos el 2 de noviembre; se prenden cohetes y bombas para que su ruido espante al demonio; también se encienden velas para que iluminen el camino al difunto. Si a éste le gustaba mucho el aguardiente, por ejemplo, se le debe comprar y poner en el altar para que lo tome.


Estos ritos son obligatorios, porque si no se celebran es muy posible que los muertos se lleven al dueño de la casa.